Noticias del Mes

Octubre, 2017:

Octubre ha sido un mes inusualmente húmedo aquí, en Nicaragua. Muchas tormentas tropicales en la zona han dejado bastantes lluvias. Cuando vives en un lugar en que las carreteras están asfaltadas y las casas de la gente están bien construidas, es difícil imaginarse lo dura que se puede volver la vida diaria en periodos de lluvia extrema. No solamente aquellas zonas inundadas que salen en las noticias o al menos reciben algo de ayuda internacional debido a su triste situación; sino también toda la gente anónima con goteras en los tejados, cuyos niños no pueden caminar a la escuela por caminos embarrados o simplemente secar la colada por días y días esperando desesperadamente los rayos del sol. La gente enferma, la neumonía azota tanto a los más jóvenes como a los mayores y se viven periodos realmente duros en los barrios más pobres.

En el lado positivo, la sequia de los últimos años ha pasado de largo. Los niveles de los ríos han subido y el lago está lleno lo que mejora las perspectivas de cara a la próxima estación seca.

El número de voluntarios siguen siendo un poco bajo, lo que es normal para este periodo del año pero está subiendo ahora y miramos con optimismo la apertura del Centro de Aprendizaje de Pancasan.

Tenemos encima el último mes del curso escolar. Hay una clase con 19 niños graduándose de quinto curso de secundaria en la escuela de Nueva Esperanza que esperan poder conseguir patrocinio para asistir a clases en la universidad y continuar así su educación. Y hay cuatro veces esos, que empezarán la secundaria el curso próximo y por tanto terminando sexto de primaria éste mes. Por favor, haznos saber si quieres patrocinar tanto en secundaria como en nivel universitario. Supone una tremenda ayuda para estos jóvenes.

Hemos sabido que tendremos que dejar tanto nuestra oficina como la más grande de las casas para nuestro voluntariado el año que viene. Mudar la oficina es un inconveniente y difícil, pero perder la casa para el voluntariado es más crítico. Esta casa hace mucho más que proveer de alojamiento económico para nuestro voluntariado internacional mientras trabajan con nosotros, que desde luego es una faceta importante. Pero además, el principal beneficio es para los niños que el voluntariado tutorizan y ayudan.

Vivir juntos en la casa para voluntariado genera espíritu de equipo y sirve de apoyo igual que una familia. El efecto multiplicador llega al máximo sacando lo mejor de su creatividad, la dedicación para ayudar y liderarlos a hacer el voluntariado, el apoyo y confidencialidad para que den el máximo a los niños que quieren aprender

Recientemente he leído bastante sobre empresas de donación social donde la gente invierte su dinero y lo recupera después, haciendo la inversión por la cantidad de bien que su dinero puede generar más que los intereses que les pudieran pagar. Quizá necesitemos recaudar fondos para construir nuestra propia oficina y casa para el voluntariado que sería pagada después con los alquileres y así garantizar el mantenimiento de La Esperanza Granada lo que aseguraría que los que quieran ayudar en el futuro, puedan seguir viniendo y hacerlo durante muchos años (cualquier reflexión o idea respecto a esto es bienvenida)

El voluntariado aquí el mes pasado fue: Robin Leloup, Judith Verret, Lemercier Camille, Goizeder Ariztimuño Ochotorena, Izaskun Villagarcia Pinto, Iraide Paredes Baglietto, Miriam Den Toon, Arkaitz Uturregi Barandika, Annina Fink, Kieran Crichton, Marilena Rossi, Elsa Cappon, Sebastien Guillerm, Maximilian Benjamin Richmond, Rob Zintl, Ruth Verona, Stien Franssens, Kimberly Zito, Shannon Lee, Lidia Carbo Sanchez, Marielene Stenz, Rose Braisher, Miriam Eyre, Antonia Grasshoff, Maja Klostermann  y Ginger Lawrence.

Hemos tenido también un grupo de Outlook Expeditions desde el Reino Unido que hicieron un gran trabajo con las tareas finales de los muros del nuevo centro en Pancasan.

Hemos recibido una maravillosa donación de 5.025 dólares. Nuestro buen amigo Roger Simmons de Adstock, Reino Unido, celebró su 70 cumpleaños y pidió donaciones en lugar de regalos. Estamos muy agradecidos a Roger quien ha estado recaudando dinero en Adstock por más de diez años y a toda la gente maravillosa del pueblo por su generosidad incluyendo los familiares y amigos de Roger que también han contribuido.

También tuvimos una donación de 300 dólares de Winnie Thai, una Antigua voluntaria y su pareja.

Finalmente aquí teneis un enlace con algunas fotos de lo sucedido este mes de octubre: https://www.flickr.com/photos/la_esperanza_granada/albums/72157687825640711